Las internaciones en Pandemia son soluciones

Cuando llega la hora de tomar decisiones importantes una de las que se postergan más es la internación de un adulto mayor en establecimientos geriátricos. 

Somos tú mejor opción

En primer lugar, partimos por desechar la contratación de empleadas o enfermeros particulares; generalmente no hay personas allegadas a la familia que controlen a estas empleadas y mucho menos que se hagan cargo de forma independiente de asistir a estas personas; estas son razones perceptibles que dilatan la decisión de internación

Pero existen otras causas que prolongan la decisión; una de ellas se debe a la sensación de culpa existente en varias familias y el consecuente sentimiento de abandono consciente, a veces inconsciente que subyace en éstas. 

Debemos también analizar creencias que impiden el crecimiento y toma adulta de decisiones donde el imaginario social (lo social) cree que la internación implica «sacarnos a estos viejos de encima »  

Debemos hacernos algunas preguntas que nos deciden o no a favor de una internación: ¿Cómo es la movilidad de este adulto mayor? Si es reducida o no ¿Cómo es la lucidez mental? Si hay conciencia espacial y temporal, ¿La independencia general? Física y psicológica. 

Los movimientos que se producen en las familias ponen en primer plano la pregunta sobre la cohesión familiar esto es: colaboración monetaria, cooperación, enfrentamientos, discusiones, decisiones consensuadas, etc. que repercuten en la estructura familiar y su funcionamiento, pueden aflorar hechos del pasado y sentimientos ambiguos entre los miembros, para lo cual la importancia de la comunicación es esencial. 

Es aconsejable consultar un psicólogo, en lo posible especializados en geriatría,  quienes a través de entrevistas familiares podrán avalar la decisión de internación o no y contener a los miembros de la familia. 

MINISTERIO DE SALUD  

El Ministerio de Salud (MSAL) es el organismo público de la República Argentina encargado de atender las cuestiones administrativas relacionadas con el servicio de salud, entre ellas las cuestiones de epidemiologia, campañas de vacunación, control sanitario de las fronteras, registro de los profesionales de la salud y el banco de drogas, entre otras. 

La salud en la Argentina es una facultad de las provincias no delegada a la Nación. Si bien la Nación, desde fines del siglo XIX, creó hospitales públicos, la tendencia en los últimos años es que sean las provincias los que administren directamente los centros de salud pública. El Ministerio de Salud, es el encargado de coordinar las reuniones del Consejo Federal de Salud (COFESA). 

CLAVES DEL ENVEJECIMIENTO SALUDABLE 

La alimentación y actividad física tienen un impacto importante en el desarrollo vital de cualquier persona, más aún en etapas avanzadas de su vida. 

Una alimentación inadecuada puede afectar al desarrollo físico, mental, reducir el rendimiento y perjudicar al sistema inmunológico, provocando que el organismo sea más vulnerable.  

Por el contrario, los buenos hábitos alimenticios contribuyen a aumentar la calidad de vida de las personas de edad avanzada, así como prevenir y tratar numerosas enfermedades. 
 
Es precisamente por la importancia que la alimentación tiene en las personas mayores, que nuestros equipos de profesionales observan atentamente y se esfuerzan en cuidar a nuestros abuelos. Por este motivo, se ha promovido la integración y presencia de profesionales de la nutrición. Hecho que sin duda, ha enriquecido las pautas de alimentación de muchas personas especialmente vulnerables. 

CONFIANZA Y TRANQUILIDAD 

En nuestra institución la confianza es la creencia, esperanza y fe persistente, referente a otra persona, entidad o grupo en que será idóneo para actuar de forma apropiada en una situación o circunstancia determinada; la confianza se verá más o menos reforzada en función de las acciones. Por eso nuestra residencia te otorga la credibilidad y seguridad

ADULTOS MAYORES Y CORONAVIRUS  

Las personas mayores no son las personas indefensas que a menudo se las retrata. Tienen trabajos. Ellos pagan impuestos. Son la columna vertebral del sector voluntario. Esto incluye la crisis de COVID-19: son el ejército de enfermeras y médicos retirados que regresan al frente para apoyar los servicios de salud sobrecargados. Esta no es una población de personas vulnerables, sentados y esperando morir. 

La emergencia de COVID-19 nos brinda la oportunidad de examinar las desigualdades. Nos da la oportunidad de ver nuevamente la forma en que los argentinos vemos y tratamos a las personas mayores. Y nos permite darnos cuenta cómo las generaciones enfrentadas entre sí solo conducen al desastre. 

Esta no será la última crisis de salud global que enfrenta la raza humana. Lo que la gente aprenda de los errores catastróficos en política y juicio esta vez determinará nuestras futuras respuestas a otra pandemia. Reducir el estigma de la edad y curar la brecha intergeneracional son claramente dos de los objetivos dignos. 

Por esto eso y aquello nuestro geriátrico es la oportunidad de que nuestros abuelos tengan una vida plena y tranquila en este mundo revolucionado. 

¡Te esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *